SMED

Inicialmente se desarrolló como una metodología para reducir los tiempos en los cambios de troqueles en las prensas, si bien ahora se adapta a cualquier preparación de todo tipo de máquina.

La traducción de SMED (Single Minute Exchange of Die) se ha abreviado del original “single digit minute”, lo que identifica muy claramente cual es el objetivo que se marca el SMED y es que cualquier preparación de maquinaria debe tratar de realizarse en menos de 10 minutos. Con ello, el tiempo desperdiciado, y por lo tanto, el tiempo que no monetiza o da valor a su proceso es elevado.

Tiempos a reducir tanto internos, mientras la máquina trabaja, o externos, mientras la máquina está parada.

RLT Consultoría le puede ayudar realizando el estudio de tareas asociadas el cambio que se quiera mejorar, analizando los tiempos que lleva cada una de ellas para optimizarlas.